Bloody Mary: Cómo hacer uno auténtico

El origen del Bloody Mary no es claro, pero se cree que fue creado por el barman francés Fernand Petiot a principios de 1920 en el Harry’s New York Baren París, un lugar de reunión frecuente para Ernets Hemingway y otros expatriados. Se dice que la versión original del cóctel contenía vodka y jugo de tomate a partes iguales, cuando Petiot se trasladó a los Estados Unidos para ser jefe del King Cole Bar en el Saint Regis Hotel de New York, modificó la receta al añadirle sal, limón, salsa Perrins y tabasco.

Su particular nombre “Bloody Mary” (María sangrieta) parece que hace referencia a la reina María I de Inglaterra (también conocida como María Tudor), que recibió tan singular apodo tras rebelarse contra su padre Enrique VIII y ordenar una cruel persecución contra los protestantes en el siglo XVI, con el fin de restablecer el catolicismo en el país.

Bloody Mary. Uno de las bebidas o cócteles con más éxito en a nivel internacional es esta bebida que algunos dicen es un revitalizador nato, con unos poderes curativos que levanta hasta un muerto. Si te gusta hacer diferentes recetas de cócteles esta en una de esas bebidas que tienes que preparar en casa, el Bloody Mary triunfa no sólo por su originalidad sino por su combinación de sabores, toda una sorpresa.

INGREDIENTES:

  • 40 ml de vodka
  • 75 ml de zumo de tomate
  • 15 ml de zumo de limón
  • 2 chorritos de salsa worcestershire o iglesa
  • 3 gotas de salsa Tabasco
  • Sal
  • Pimienta
  • Hielo en cubos

Preparación del Bloody Mary

  1.  Echa bastantes cubitos de hielo enteros en un vaso grande.
  2.  Añade el vodka (para un vaso grande aproximadamente 50ml o un vaso de chupito), la salsa Worcestershire, el Tabasco y el zumo de limón.
  3.  Rellena con Zumo de tomate hasta el borde.
  4. Mezcla bien todo y aliña al gusto con  sal y pimienta.
  5.  Decora con un tallo de apio y un trozo de limón.

Resultado después del Bloody Mary

La verdad es que no sé si ha sido el Bloody Mary o el desayuno inglés que me he metido entre pecho y espalda, pero ya soy persona. Hala, creo que me voy a echar una siestecita…

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *